¿Que es la Hikma de la orden de Infaq(Gastar en el camino de Allah)?

En el Corán se menciona de la orden de hacer Infaq (Gastar en el camino de Allah/limosna) muchas veces. ¿Que es la Hikma de la orden de Infaq? ¿Nos puede dar información en este asunto?

En la naturaleza del Humano hay mezquindad. Por este motivo, en el Corán no hay una orden de acumular tesoros/riquezas, todas las ordenes siempre se dirigen a gastar limosnas. La palabra nafak (النفق) en en árabe significa túnel. ‘infaq’ es ‘pasar algo por un túnel’. Las venas sanguíneos son como túneles. Al igual que la sangre que fluye a través del cuerpo por medio de venas y la riqueza fluye por medio de ‘infaq’. Infaq significa gasto. El Gasto para complacer a Allah es gastar el dinero a los necesitados como donación.

El Glorificado Allah da un ejemplo de este efecto:

LA PARÁBOLA de aquellos que gastan sus bienes por la causa de Dios es la de un grano que produce siete espigas y cada espiga contiene cien granos: pues Dios dobla la ganancia a quien Él quiere; y Dios es infinito, omnisciente. Sura 2. Al-Baqara (La Vaca) 261

El verso señala que el gasto en el camino de Allah tiene un efecto multiplicador. Los pobres gastan el dinero que se les conceda rápidamente. Por ejemplo, pagan su deuda a tendero. El tendero paga a mayorista, el mayorista paga por el trabajador y el trabajador paga por sus gastos…y la cadena crece. Una cantidad de dinero gastado en calidad de donación se inicia un flujo de mayor tamaño y se convierte en el sucesor de 700 unidades de trabajo. Los beneficios de este gasto llegan al propietario de la donación que otorga la recompensa por esta buena acción.

La mezquindad es mala. No importa cuán rica sea una persona, el hombre solo puede gastar una pequeña parte de su riqueza. Las propiedades que no se presentan para el uso de los demás se pierden. El que usa su mente se da cuenta de que la mezquindad es mala. El dinero que no se gasta no sirve para nada. El dinero es la piedra angular de la economía, ya que proporciona el flujo de productos y servicios. Las necesidades están satisfechas con eso. Es como la sangre en el cuerpo que siempre debe fluir. Gastar a los necesitados/pobres es similar a bombear sangre a los capilares. Si no gastamos a los necesitados. El país comienza a paralizar.

El Glorificado Allah así ordena en el Corán:

Vuestros bienes y vuestros hijos son sólo una prueba y una tentación, mientras que junto a Dios hay una magnífica recompensa.

Sed, pues, todo lo conscientes de Dios que podáis, escuchad[-le] y obedeced. Y gastad en limosnas por vuestro propio bien: pues, los que están a salvo de su propia codicia –¡ ésos, precisamente, alcanzarán la felicidad!

Si hacéis a Dios un préstamo generoso, Él os lo devolverá ampliamente incrementado, y perdonará vuestros pecados: pues Dios es sumamente agradecido, benigno; Sura 64. At-Tagabun (Pérdida Y Ganancia) 15-17.

Aquellos que gastan sus bienes por la causa de Dios y luego no malogran su gasto con reproches y agravios [a los sentimientos de los necesitados], tendrán su recompensa junto a su Sustentador, y nada tienen que temer ni se lamentarán. Una palabra amable y ocultar la indigencia ajena valen más que una limosna seguida de agravio; y Dios es autosuficiente, benigno.

¡ Oh vosotros que habéis llegado a creer! No malogréis vuestras limosnas echándolas en cara o hiriendo [los sentimientos de los necesitados], como aquel que gasta su riqueza sólo para ser visto y elogiado por la gente, pero que no cree en Dios ni en el Último Día: su parábola es la de una roca lisa, con [un poco de] tierra encima, sobre la que cae un aguacero dejándola limpia. Esos no obtendrán ganancia alguna por todas sus [buenas] obras: pues Dios no guía a gentes que se niegan a reconocer la verdad.

Y la parábola de aquellos que gastan sus bienes buscando la complacencia de Dios y por su propia certeza interior, es la de un huerto situado en un terreno alto y fértil: si cae sobre él un aguacero da cosecha doble; y si no cae un aguacero, una lluvia fina [cae sobre él]. Y Dios ve todo lo que hacéis.

¿Le gustaría a alguno de vosotros tener un huerto de palmeras y vides por el que corrieran arroyos y en el que se dieran frutos de todas clases –y que al llegarle la vejez, cuando sus hijos son aún débiles para [cuidarle]– un torbellino de fuego lo arrasara convirtiéndolo en cenizas?

Así os aclara Dios Sus mensajes, para que reflexionéis.

¡ Oh vosotros que habéis llegado a creer! Gastad en los demás de las cosas buenas que habéis adquirido y de lo que, para vosotros, hemos hecho brotar de la tierra; y no elijáis para gastar aquellas cosas malas que vosotros no aceptaríais sin apartar la vista con desdén. Y sabed que Dios es autosuficiente, digno de toda alabanza.

Satán os amenaza con la pobreza y os incita a la mezquindad, mientras que Dios os promete Su perdón y munificencia; y Dios es inmenso, omnisciente…Sura 2. Al-Baqara (La Vaca) 262-268.

118 views

Facebook'ta PaylaşTwitter'da Paylaş
Date: Dec 18, 2017