¿Deberían las mujeres cocinar para sus maridos?

¿Es obligatorio que una mujer cocine para su esposo? ¿Y necesita su permiso para hacer cada pequeña tarea como donar dinero, cortarse el pelo, etc.?

Una mujer no tiene que pedir el permiso de su esposo para cada tarea, pero sería mejor considerar las costumbres de la sociedad en estos temas para evitar problemas. Los derechos y responsabilidades de una mujer son iguales a los de un hombre, aunque no sean necesariamente idénticos a ellos. Igualdad e identidad son dos cosas muy diferentes. La mujer tiene el derecho de tomar decisiones pero siempre es recomendable que toda decisión se haga en familia.

Sobre el tema de la cocina,

Digamos en primer lugar que no todo en la vida se trata de halaal y haram. Pero todo en la vida tiene medidas. Allah el Todopoderoso ordena:

“Hemos creado todo en una medida determinada”. (54:49)

Hay muchos versículos en el Corán que nos dan cierta información acerca de esa “medida determinada” de las relaciones de marido-mujer.

De acuerdo con el Corán, los maridos son responsables, por lo tanto, están autorizados para los asuntos relacionados con la seguridad y el bienestar económico de la familia (4:34); los esposos y las esposas (deberían) tener el mismo peso de las responsabilidades en la familia (2: 228); se espera que las parejas casadas vivan en términos aceptables (4:19); los hombres tienen derecho a casarse con hasta cuatro mujeres, por lo tanto se les permite dividir su tiempo y esfuerzo en tareas domésticas y los hijos a% 25 sin perder sus autoridades sobre ellos mientras que las mujeres no pueden (4: 3); las mujeres son responsables de amamantar a sus hijos (2: 233) y se les aconseja que permanezcan en sus hogares como una señal de dignidad (33:33), etc.

Si todas estas evidencias se deben leer y evaluar juntas, se puede ver que:

En una familia común dejando de lado las excepciones y estilos de vida excepcionales,

– Los hombres primero deberían ganar dinero, gastando su tiempo, dinero y esfuerzo en la seguridad y el bienestar de sus familias.

En cambio,

– Las mujeres deberían criar primero a los hijos, ocuparse de las tareas domésticas básicas y ayudar a sus maridos.

Esto no significa qué haya algún obstáculo para ir más allá de estos deberes, como los hombres que ayudan a sus esposas en las tareas domésticas y / o las mujeres que trabajan para ganar más dinero para el bienestar de su familia. No hay obstáculo, no hay prohibición. Pero hay casos donde vemos, mujeres que trabajan tanto y el tiempo a su familia es poco, esto trae problemas en en algunos casos divorcios ya que los deberes primarios donde la mujer debería ser quien atiende y manda en las cosas del hogar está dedicando más tiempo a su trabajo fuera de la casa. La religión nos indica que la familia y el bienestar familiar siempre es primero, por tal razón siempre debería haber un balance en nuestros deberes primarios.

Por lo tanto,

No es obligatorio (fard) cocinar la comida, pero sería recomendable hacerlo por el bienestar familiar, donde la mujer provee la buena alimentación a su familia.

Porque es algo  natural que se espera de usted.

¿Qué hará para equilibrar las escalas de responsabilidad si no cocina y agradará más a su marido?

Si una de las partes asume más responsabilidad que la otra, sin duda causará problemas y usted sufrirá las consecuencias. El matrimonio es solo otra forma de las muchas pruebas en esta vida temporal. Ser paciente y obediente es la clave para ganar. Aparte de que es muy importante la familia y nuestro hogar nada debe ser impuesto por el esposo más al mismo tiempo la mujer, esposa y madre tiene ese hermoso sentimiento de amor a su familia y como creyente sabe que su familia merece la atención y cuidados necesarios para que haya armonía en su hogar.

125 views

Facebook'ta PaylaşTwitter'da Paylaş
Date: Nov 15, 2017